Presentación de la Asociación

Noticias, actualidades

Nuestros programas

Tagságunk figyelmébe

Miembros de la Presidencia

Socios

Estatutos

Otras direcciones

Archivo

Tájékozódás

Forum





Hírmondó
X. évf. 2. szám

A Wagner Társaság
Hírmondó című újságja évente négy alkalommal jelenik meg. Korábbi számait letöltheti oldalainkról ».


A honlap szerkesztője:
Udvardi-Lakos Endre
e-mail címe:
ule@beltav.hu



ASOCIACIÓN WAGNER VERBAND, BUDAPEST

La dirección de correo de la Asociación
H-1061 Budapest, Dalszínház utca 10.
Teléfonos: +36 (1) 467-0611

E-mail: wagnertarsasag@mail.datanet.hu »
Web: www.wagnertarsasag.hu

El presidente de la Asociación:
András BAJAI

Patrocinadora principal:
Éva MARTON

 

 

  • La importancia de Richard Wagner en la historia de la música »

     

    Placa conmemorativa en la pared de Vigadó de Budapest

    La Asociación Húngara de Richard Wagner instaló una placa conmemorativa en 1999, con motivo del Congreso Internacional Wagner, en memoria de la amistad de los dos músicos fenómenos, de carácter totalmente contrarios.

    En Bayreuth, como acto cierre de los primeros Juegos Festivos , celebraron un recibimiento en el restaurante de los Juegos Festivos. En esta ocasión Wagner dijo, para expresar su reverencia y agradecimiento a Liszt:

    " Por todo, que soy y que alcancé, debo agradecer a un hombre, sin él no conocería el público ni un son de mis obras, a mi amigo querido, que me levantó al sol con una devoción y abnegación enorme, cuando me desterraron de Alemania, y era el primero que me reconoció. Este amigo querido merece la mayor estimación. Él es mi amigo elevado y mi maestro Liszt Ferenc."

    Liszt y Wagner

    "La obra de Wagner va a dominar nuestro siglo, como manifestación más monumento del arte contemporáneo. Es fulminante, maravilloso y solemne. Su genio para mí era un foco luminoso que seguía." - declaró Liszt Ferenc (1881-1886) sobre su contemporáneo que llevó tres anos más, Richard Wagner. Sońaba sobre una alianza ideal artístico con él, como era la de Goethe y Schiller. Esta idea resultó más tarde una utopía. En su amistad siempre Liszt era el donante, Wagner era el exigente y recibidor, como le denominó Thomas Mann: "el genial sablista".

    Al director de orquesta desconocido de Riga, fue presentado en 1840 en París a Liszt, pianista ya muy famoso en Europa. Él fue el primero que reconoció su genialidad. Él fue que tomó la parte de él cuando lo necesitaba mucho: le acogó bajo su techo en Weimar el revolucionario perseguido después del levantamiento de Dresden. Organizó su escapada a Suiza y cubrió sus gastos de establecerse en Zürich.

    Mientras para Wagner fue prohibido entrar en la tierra alemana, Liszt en 1849 estrenó en el teatro de Weimar la obra Tannhauser. Más tarde, en 1850, después de preparaciones anteriores muy detalladas, él dirigió el estreno de Lohengrin.

    Le mandó dinero regularmente, propagaba sus obras en diferentes formas: desde el pupitre de director de orquesta, en ensayos, y sobre todo con sus transcripciones a piano. También publicó estas obras.

    Querría estrenar el todo Anillo en Weimar, pero cuando ya había escrito la obra enorme, Liszt ya dejó de trabajar allí. Le ayudó también con consejos buenos: desaconsejó estrenar - para alcanzar dinero rápido, - el Tristan en Buenos Aires, traducido en italiano. El reconocimiento no era mutua: Wagner siempre alababa sólo su arte pianista insuperable, - y las obras en que Liszt alababa las obras de Wagner.

    Como apostoles de la "música del futuro", estudiaron mucho uno del otro, los dos usaban pocos temas musicales, harmonías cromáticas donde los doce sones eran tratados como iguales, y los dos querrían ampliar la tonalidad tradicional.

    Su amistad personal era lo más cercana cuando Wagner vivía en emigración, y en los tiempos de su primer viaje a Weimar cuando Liszt estaba liquidando su casa. Durante los ańos sesenta se creó un precípio entre ellos, que ya nunca ha sido colmado. Liszt no miraba con buenos ojos el amor entre su hija Cosima y Wagner. Ponía en acción toda la influencia para salvar el matrimonio de Cosima y su ex-alumno preferido Hans von Bülow. Este hecho provocó en Wagner una locura de celos y un furor enorme. Cuando Cosima en 1868 dejó definitivamente a su marido, se separó de él y trasladó a Suiza para contraer un nuevo matrimonio y convertirse a protestante, - se cortó el enlace para ańos entre los amigos y entre padre e hija. El contraste político fastidiaba más la oposición familiar. Solo en 1872 se hicieron las paces.

    Desde este tiempo Liszt intentó apoyar con todo esfuerzo la construcción del teatro en Bayreuth y los Juegos Festivos. Usaba su fama y contactos. Hacía donaciones, buscaba patrocinadores, y actuó como pianista personalmente - que era en estos tiempos un acontecimiento extraordinario. Con este motivo actuaron juntos en un concierto en Budapest - por segunda vez en su vida. El concierto fue organizado en Vigadó, el 10 de marzo de 1875.

    Los dos maestros se encontraban a menudo en la última etapa de su vida. Liszt visitaba a ellos en Bayreuth y en Venezia. El contacto de Wagner con su suegro era ambivalente: si estaba en buen humor, le abrazó cordialmente asegurandole por su amor y agradecimiento, y pidiendo que dejara de vivir solo, y vivera con ellos. Pero cuando pasó más tiempo allí, Wagner hacía escenas de celo con Cosima. Le molestaba mucho su modo de vida tan distinto, y sobre todo el catolicismo de su maestro viejo que en aquellos tiempos ya era monje. La diferencia más significativa era entre los dos que List era el mayor admirador y entendedor de las obras de Wagner, sobre todo de Parsifal, en cambio Wagner miraba con una incomprensión total las composiciones tardías de Liszt que eran muy modernas, atrevidas y simplificadas. Este fenómeno Cosima consideró como signos de la senilidad tardía.

    Liszt estaba conmocionado ante la muerte de su amigo, hizo memoria de él con cuatro obras cortas muy emocionantes. El primero que lleva el título Góndola de luto, escribió cuando Wagner todavía vivía en Venezia, en 1882. Los otros tres compuso después de la muerte de Wagner: Góndola de luto No.2, R.W. Venezia, y A la tumba de Richard Wagner.

    Hamburger Klára

    La importancia de Richard Wagner en la historia de la música

    Sobre este tema - igualmente que sobre su arte - , aparecieron miles de ensayos. Un número considerable de su entusiastas - y también sus críticos - están ante su obra de vida, demostrando el efecto de su OBRA, escribiendo así, con mayúsculas, que produjo en la sociedad del pasado y del presente.

    La importancia de Wagner hay que observar no sólo desde el punto de vista musical. Escribió él mismo los libretos de sus óperas, así como dramaturgo, también creó algo incomparable. Reformó y renovó el género de la ópera por sus dramas musicales. En vez de la ópera divertida y encantadora, Wagner creó un género nuevo que nació en el espíritu del drama griego, y quiere provocar un efecto catárctico. En los tiempos anteriores la base de las operas eran obras modestas, lo más importante era la música. En cambio, en los dramas de Wagner, la música, que expresa impresiones psicológicas, y el texto son del mismo rango.

    Este tipo nuevo de los dramas musicales exigieron la ampliación extrema de los medios musicales. Wagner, con ensanchar el mundo harmónico, creó una expresividad extraordinaria. En sus obras el texto sirve la música, y la música sirve la acción de la obra. Estos dos elementos fundamentales están presentes en sus obras del mismo rango.

    Pero no es todo. La técnica de "motivo líder", formada por él, hace posible representar muchas cosas más: reproducir musicalmente los pensamientos de los personajes y la consecuencia secreto de los acontecimientos. El uso de los motivos fijos va a ser así el portador del contenido del drama.

    Con la variedad de las harmonías, y de la instrumentación alcanza una técnica de los motivos tan multicolores.

    Wagner dice: "La harmonía pura, que en el drama no puede realizar el pensamiento del poeta, en la música, en la orquesta recibe una potencia real y especial, sólo con esto se puede crear el drama perfecto."

    Es decir, la orquesta recibe un papel extraordinario. Con su música aparecen por primera vez en la historia las voces de la naturaleza: el fuego, el agua, el bosque, la noche, la luz solar. Y tambien aparecen los sentimientos humanos descubridos más tarde por Freud: el miedo, el odio, el extasis, el heroismo y la felicidad.

    El tratamiento de la orquesta sirvió ejemplo para la posterioridad: Richard Strauss, Ravel, Strawinski, Puccini, Bartók y muchos más.

    Wagner creó escuela con sus obras, pero es imposible seguirle.

    Sus temas vienen de la mitología. Según Thomas Mann: "Wagner es el descubridor de los mitos para la ópera, y él también es el Salvador, por los mitos. No conocemos a nadie que sería en su mente tan sensible por este mundo de pensamientos, a nadie que sería capaz de reanimar el mito mismo. Escuchando su música, podríamos creer que la música es sólo para servir el mito. Wagner testimonia un entronque instintivo, y habla su lengua como lengua maternal, que es único en el arte del mundo."

    Sabemos bien que los mitos son la memoria de la humanidad. Con la verdad eterna de estos temas Wagner da un espejo a la naturaleza.

    Si habla sobre el mundo de los dioses de Ring, sobre oro, traición y poder, habla también sobre los hombres, con valores eternos. Y también habla sobre el pensamiento principal de su vida: la fuerza redemptora del amor. Según Furtwangler, cada uno de su obra es un símbolo. Por eso tiene el teatro contempoáneo un pecado imperdonable cuando representan las obras de Wagner mezclando con política actual y con ideas confusas de los directores. Porque estas obras son muy éticas y actuales para todos, representan ideas eternas, entendibles para todos en cualquier época. Según Richard Strauss El Anillo de Niebelung es el cumbre de del progreso del drama de dos mil anos.

    Boros Attila

     

     

     

     

     

     

     

  • © 2017 Richard Wagner Társaság és Archívum